Restablece el manto ácido protector de la piel.

Recomendado para la resequedad en la piel.

Para el alivio temporal de irritaciones menores de la piel, picaduras de insectos, erupciones debidas a jabones, detergentes, cosméticos o joyas.

Se debe aplicar tópicamente sobre la zona afectada de la piel, las veces que sea necesario.